Twitter e Instagram: @HolaSexologa

domingo, 14 de julio de 2013

Enfermedad de Meniere

La enfermedad de Meniere es un trastorno del oído interno que afecta el equilibrio y la audición, muy similar al vértigo.
El oído interno contiene tubos llenos de líquido llamados canales semicirculares o laberintos. Estos canales, junto con un nervio en el cráneo, ayudan a interpretar la posición del cuerpo y mantener el equilibrio.
Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Meniere. Puede ocurrir cuando la presión del líquido en parte del oído interno llega a estar demasiado alta. En casos particulares este padecimiento puede estar relacionado con: traumatismos craneales, infección del oído medio o del oído interno.
Existen así mismo algunos factores de riesgo tales como: alergias, consumo de alcohol, antecedentes familiares, fatiga, virosis, infecciones respiratorias, tabaquismo, estrés, medicamentos.
Entre 50,000 y 100,000 personas al año presentan la enfermedad de Meniere.
Los ataques o episodios de la enfermedad de Meniere a menudo comienzan sin aviso. Pueden ocurrir diariamente o apenas una vez al año. La gravedad de cada episodio puede variar.
La enfermedad de Meniere generalmente tiene cuatro síntomas principales: disminución significativa en la audición, sensación de presión en el oído; sensación de pito o zumbido en el oído afectado, vértigo. La audición de la persona tiende a recuperarse entre ataques, pero empeora con el tiempo. Los ruidos de baja frecuencia se pierden primero.
El vértigo o mareo intenso es el síntoma que causa la mayoría de los problemas. Las personas que tienen vértigo sienten como si estuvieran girando o moviéndose o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.
Con frecuencia se presentan náuseas, vómitos y sudoración intensos. Los síntomas empeoran con el movimiento súbito. Con frecuencia, la persona necesitará acostarse. El mareo y la sensación de pérdida del equilibrio durará desde aproximadamente 20 minutos hasta unas horas.
También podrían presentarse cuadros de: diarrea, dolores de cabeza, dolor en el abdomen, náuseas, movimientos incontrolables en el ojo.
Un examen del cerebro y el sistema nervioso (neurológico) puede mostrar problemas con la audición, el equilibrio o el movimiento de los ojos.
Una audiometría o audiología mostrará la hipoacusia (incapacidad total o parcial de escuchar sonidos en uno o en ambos oídos) que se presenta con la enfermedad de Meniere. La audición puede estar cerca de lo normal después de un ataque.
Un procedimiento llamado estimulación calórica comprueba los reflejos oculares por medio del calentamiento y enfriamiento del oído interno con agua. Los resultados anormales de este examen pueden ser un signo de enfermedad de Meniere.
Los siguientes exámenes también se pueden hacer para diferenciar la enfermedad de Meniere:
Electrococleografía (ECOG); Electronistagmografía (ENG) o videonistagmografía (VNG); Resonancia magnética de la cabeza.
No se conoce cura para la enfermedad de Meniere. Sin embargo, los cambios en el estilo de vida y algunos tratamientos a menudo pueden ayudar a aliviar los síntomas.
El médico puede sugerir formas de disminuir la cantidad de agua o líquido en el cuerpo. Esto con frecuencia puede ayudar a controlar los síntomas. Los diuréticos y una dieta baja en sal ayudan al paciente.
Otros cambios que pueden ayudar con los síntomas y mantenerlo a usted a salvo abarcan:
  • Evitar los movimientos súbitos, los cuales pueden empeorar los síntomas. Usted puede necesitar ayuda para caminar cuando tenga una pérdida de equilibrio durante los ataques.
  • Evitar las luces brillantes, la televisión y leer durante los ataques, debido a que esto puede empeorar los síntomas. Descanse durante los episodios intensos y lentamente incremente su actividad.
  • Evitar actividades tales como manejar, operar maquinaria pesada y escalar hasta una semana después de que sus síntomas desaparezcan. Un episodio de mareo súbito durante estas actividades puede ser peligroso.
  • Reanudar gradualmente la actividad después de los episodios.
  • Mantenerse quieto y descansar cuando tenga síntomas.
  • Consuma una alimentación saludable y bien balanceada. No coma en exceso.
  • Haga ejercicios regularmente, de ser posible.
  • Duerma lo suficiente.
  • Aprenda y practique técnicas de relajación, como imágenes guiadas, relajación muscular progresiva, yoga, tai chi o meditación.
  • Reduzca la cafeína y el alcohol.
Su médico le puede prescribir medicamentos para las náuseas y los vómitos. Los síntomas tales como mareo y vértigo pueden responder a los sedantes/hipnóticos y benzodiazepinas como el diazepam (Valium).
Usted puede necesitar cirugía del oído si sus síntomas son graves y no responden a otro tratamiento.
Se pueden necesitar audífonos para la hipoacusia grave. El pronóstico varía. La enfermedad de Meniere con frecuencia se puede controlar con tratamiento.
La afección puede mejorar por sí sola; sin embargo, esta enfermedad también puede ser crónica o discapacitante.

Algunas complicaciones podrían ser: incapacidad de caminar o desempeñarse debido al vértigo incontrollable. Hipoacusia en el lado afectado.

Información extraída de la enciclopedia MedlinePlus.

Puedes escribirnos a gentesaludableradio@gmail.com o visitarnos en nuestro blog www.jennymarques.blogspot.com. Hasta la próxima. Sonríe siempre.

 

 




No hay comentarios.: